seres de luz

¿Quiénes son los Ángeles?

Los ángeles son “criaturas”, seres creados igual que lo fuimos nosotros en su momento. Constituyen una de las naturalezas espirituales que habitan el Universo. Como tales, los seres angélicos carecen de una evolución metamórfica física, en tanto en cuanto carecen de materia, a diferencia de nosotros, los seres humanos, por ejemplo, o de las especies animales, que hemos ido evolucionando a lo largo de millones de años hasta llegar a ser como somos ahora. Su evolución es netamente espiritual, vibracional y se establece en función de los cometidos que les son encargados, de la dedicación, los logros, del amor que ponen en sus tareas, en la manera y disposición con la que asumen responsabilidades cada vez mayores…

Los ángeles surgieron con la misión de dar forma y apoyo a la Creación desde su Principio. Ellos, más que nadie, colaboran en la constitución y gestión de un Universo ideado por el Creador, tal y como debía ser, encarándolo hacia cómo debería llegar a ser, en connivencia, en este segundo punto, con los demás seres que participan de la evolución o involución constante del mismo.

Su existencia se conoce desde antiguo. Hasta la llegada de los profetas y, especialmente, del Maestro Jesús, parecía que fueron los únicos contactos directos con los designios del Altísimo. Baste leer la Biblia para encontrar a ángeles del Señor portando la Bienaventuranza a María, haciéndose saber a Abraham que la petición de inmolar a su propio hijo no era más que una prueba de fe. En el texto sagrado dictan leyes (Gálatas 3:19, Hechos 7:53, Hebreos.2:2), imparten justicia (Hechos 12:20–23), realizan revelaciones (Apocalipsis 1:1)…

Los mensajeros. Así es como los conocieron los babilonios, que se referían a ellos como seres sobrenaturales que protegían nuestros pasos. Así es como los designaron los hebreros, mal’ak (mensajero), quienes hablaban de la existencia de una ingente legión de “ayudantes” de Dios. Por supuesto el Islam y el Cristianismo comparten la visión del intermediario divino. Y así es como los designamos nosotros. La palabra “ángel”, proviene de la voz latina angelos que a su vez deriva del griego angeloi (angeloi) cuyo significado, una vez más, resulta ser “mensajero”. A su vez, la palabra “arcángel”, se origina a partir del añadido del prefijo griego ark (ark-), utilizado para designar un estado superior, “por encima de…”, como las palabras españolas archiduque, archimillonario…

“Arcángel” no es más que el título que adquirieron determinados ángeles meritorios de velar con autonomía los entresijos de la Creación, comandando incluso pequeñas legiones de ángeles. De sobra es conocida la historia del ángel que, en mitad del tumulto provocado por la rebelión de otros compañeros, al grito de “¡Quién como Dios!” tomó el mando de los leales y expulsó a los rebeldes del Cielo. Su nombre es Miguel. O, menos conocida, la historia de un joven ángel que optó por vivir en la superficie de la Tierra mientras se preparaba la llegada del Hombre, dedicándose a gobernar la Naturaleza para fertilizar la tierra y crear vergeles que hicieran las delicias del ser humano, en todos los lugares del globo terráqueo. Dios lo premió concediéndole el grado de arcángel así como la regencia del Planeta; símbolo de tan alta jerarquía fue el sol que desde entonces porta sobre su cabeza. Ese joven ángel fue Uriel.

Únicamente hay una excepción: el arcángel Metatrón. Una excepción que comprende tanto a la naturaleza angélica como al grado de arcángel. Es el único arcángel de naturaleza humana, cuyo espíritu fue directamente elevado a tal categoría. Fue el reconocimiento que Dios hizo al profeta Elías, al morir su cuerpo físico.

Hebreos, cristianos, judíos, protestantes, musulmanes… Todos recogen la existencia de dichos cargos celestes. En todas estas religiones se les conoce y reconoce la importante labor de cada uno de ellos. Se desconoce cuál es el número total de ángeles que ostentan semejante cargo. Cada religión tiene su propio listado. Cristianos y Ortodoxos cuentan con los únicos tres arcángeles mencionados en la Biblia: Miguel, Gabriel y Rafael. La tradición hebrea reconoce a ocho, entre los nombrados en el Antiguo Testamento, la literatura rabínica y textos apócrifos: Miguel, Gabriel, Rafael, Baraciel, Camael, Jegudiel, Selafiel y Uriel. El Islam, por su parte, reconoce a diez: Mikhail (Miguel), Azrael, Israfil (Rafael), Yibril (Gabriel), Mungar, Naqir, Raaqib, Atid, Maalik, y Ridhwan.

OTROS POST DE INTERÉS.

El Ángel de la Guarda

Video-Taller: Los 7 Arcángeles

Guía breve de los 7 Arcángeles

Ayudas celestes

 

 

Anuncios