Ángeles y Maestros Ascendidos

El Ángel de la Guarda

Tanto la Biblia como los antiguos teólogos recogen la existencia de estos Ángeles Guardianes Personales y nos detallan fielmente cuáles son sus funciones.

Normalmente cuando pensamos en Ángeles de la Guarda inmediatamente los relacionamos con los más pequeños, con quienes, en efecto, tienen una especial y estrecha relación. El maestro Jesús ya advertía: “Mirad que no despreciéis a alguno de estos pequeñitos; porque os hago saber que sus Ángeles en los cielos están siempre viendo la cara de mi Padre Celestial” [Mateo 18:10]. Pero lo cierto es que dicha relación no se rompe jamás, por lo que todos disponemos de tal ayudante celestial mientras dure nuestra vida terrena. “Todo el que cree en Dios tiene un Ángel Guardián” diría San Basilio.

Su cometido siempre será el mismo. Velar y custodiar nuestros pasos, como se dice claramente Salmos 91:11: “Él mando a sus Ángeles que cuidasen de ti; los cuales te guardaran en cuantos pasos dieres”

Aunque este no se limita a la mera observación. Los Ángeles Personales también pueden intervenir orientándonos por el camino más adecuado, tal y como encontramos en Éxodo 23: “Yo voy a enviar un ángel delante de ti, para que te proteja en el camino y te conduzca hasta el lugar que te he preparado. Respétalo y escucha su voz. No te rebeles contra él, porque no les perdonará las transgresiones, ya que mi Nombre está en él. Si tú escuchas realmente su voz y haces todo lo que yo te diga, seré enemigo de tus enemigos y adversario de tus adversarios. Entonces mi ángel irá delante de ti”.

Santo Tomás de Aquino, uno de los más importantes Padres de la Iglesia lo resumió con esta simple frase: a todos se nos entrega un Ángel que “continuamente, Ilumina, Guarda, Rige y Guía”.

Son muchos los hombres de fe que han testimoniado su relación con su Ángel Guardián. Ya en el año 150 Hermas escribí su libro Shepherd of Hermas donde habló claramente de sus experiencias con lo que él denominó su “Ángel Pastor”. San Patricio, patrón de Irlanda hablaba con un ángel llamado Victorious, quien le ayudó a escapar de su cautiverio. Juana de Arco afirmaba recibir informaciones y órdenes del arcángel Miguel. Se dice que el Padre Pío, así se cuenta en su biografía Send Me Your Angel, Padre Pío escrita por el padre Alessio Parente era asistido por un ángel que le orientaba espiritualmente y le ayudaba a comprender las cartas que recibía en cualquier idioma del mundo. El Papa Pío XI afirmaba rezar por las mañanas a su ángel guardián, y que cuando tenía una controversia con alguien pedía a éste que hablase con el ángel guardián de la otra persona para que se pusieran de acuerdo en lleva r a buen puerto la relación.


HIMNO DE LAUDES AL SANTO ÁNGEL DE LA GUARDA

Ángel santo de la guarda, compañero de mi vida, tú que nunca me abandonas, ni de noche ni de día. Aunque espíritu invisible, sé que te hallas a mi lado, escuchas mis oraciones y cuenta todos mis pasos.

En las sombras de la noche, me defiendes del demonio, tendiendo sobre mi pecho tus alas de nácar y oro. Ángel de Dios, que yo escuche tu mensaje y que lo siga; que vaya siempre contigo hacia Dios, que me lo envía. Testigo de lo invisible, presencia del cielo amiga, gracias por tu fiel custodia, gracias por tu compañía. En presencia de los Ángeles, suba al cielo nuestro canto: gloria al Padre, gloria al Hijo, gloria al Espíritu Santo. Amén.

 

OTROS POST DE INTERÉS:

Quiénes son los ángeles

Video-Taller: los 7 Arcángeles

Guía breve de los 7 Arcángeles

Ayudas celestes

Anuncios

Las reglas del camino

Os dejo para reflexionar un interesante texto del maestro Tibetano Djwhal Khul, recogido en El Discipulado en la Nueva Era, vol. I.

1. El camino se recorre a plena luz del día, arrojada en el Sendero por Quienes saben y guían. Entonces nada puede ocultarse y, en cada recodo del Camino, el hombre debe enfrentarse a sí mismo.

2. En el Camino se revela lo oculto. Cada uno ve y conoce la villanía del otro. Sin embargo, a pesar de esa gran revelación, nadie retrocede, no se desprecian mutuamente, ni vacilan en el Camino. El Camino sigue adelante hacia el día.

3. Ese Camino no se recorre solo. No hay prisa ni apremio. Sin embargo, no hay tiempo que perder. Cada peregrino, sabiéndolo, apresura su paso y se encuentra circundado por sus semejantes. Unos van adelante, él los sigue. Otros se quedan atrás, él les marca el paso. No camina solo.

4. Tres cosas debe evitar el Peregrino. Llevar un capuchón; un velo que oculte su rostro a los demás; un cántaro que sólo contenga suficiente agua para su propia necesidad; un báculo sin orquesta en que aferrarse.

5. Cada Peregrino en el Camino debe llevar consigo lo que necesita: un brasero para dar calor a sus compañeros; una lámpara para alumbrar su corazón y mostrar a sus semejantes la naturaleza de su vida oculta; oro en una talega, que no lo malgaste en el Camino, pero lo comparta con los demás; una vasija sellada donde guarda todas sus aspiraciones para ofrendarías a los pies de Aquel Que espera darle la bienvenida en el portal.

6. A medida que recorre el Camino, el Peregrino debe tener el oído atento, la mano dadivosa, la lengua silenciosa, el corazón casto, la voz áurea, el pie rápido y el ojo abierto, que ve la Luz. Él sabe que no camina solo.

La gratitud

Del libro Hacia mi mágica presencia del maestro Saint Germain

¡Cuando estáis agradecidos toda la energía de vuestro cuerpo emocional está, no solamente en armonía, sino que hay una emisión y una expansión de la luz de vuestra propia corriente de vida! Mostrándoos agradecidos por las Bendiciones que la Vida vierte abundantemente sobre vosotros, dais de alguna manera a vuestra Poderosa Presencia YO SOY una ocasión de barrer toda obstrucción de vuestros sentimientos. La expresión de la Gratitud permite a este Glorioso Ser de Luz, que es vuestra Poderosa Presencia YO SOY intensificar el Rayo de Luz que entre en el cuerpo por lo alto de la cabeza y que está anclado en el corazón.

[…]

Si un gran sentimiento de Gratitud hacia toda la Vida, por doquiera fueseis, se emitiera constantemente a través de vuestras formas físicas, por vuestros pensamientos y vuestros sentimientos, todas vuestras Llamadas se ejecutarían con una rapidez y un poder que os asombrarían. Estar agradecidos, mis muy queridos, es restituir a la Vida la expansión de esta Perfección que constituye el Cumplimiento del Plan Divino. He ahí por qué la Gratitud liberará a la humanidad de sus limitaciones. ¡Nada puede reemplazarla! […] De esta manera, cuando estáis agradecidos por las cosas que os rodean y por todo lo que la Vida os da sin cesar, vertéis sobre toda Vida el Amor y la Armonía que cumplen el Plan Divino […]

Uno de los más asombrosos efectos de la gratitud es que asegura una protección automática, porque os es imposible que dejéis de tener buena disposición y bondad hacia quien quiera que sea si estáis ocupados en expresar la gratitud y el amor.

La Gratitud es una Llama. Más bien es la expansión de una de estas Llamas que forman el Loto y que ha sido designado como el “Loto de los Mil Pétalos del Corazón”. […] ¡Es imposible estar irritado y agradecido a la vez! No se puede tener miedo y estar agradecido simultáneamente. ¡NINGÚN SENTIMIENTO DESTRUCTIVO PUEDE  PENETRAR EN VOSOTROS CUANDO DAIS GRACIAS! La Gratitud, mis queridos, es un formidable disolvente cósmico de todo egoísmo: porque el egoísmo acumula las cosas alrededor del cuerpo físico y del yo exterior y es exactamente lo opuesto a la Gratitud; porque la Gratitud difunde el Amor, la Luz y las Bendiciones de vuestra Corriente de Vida sobre todos, por doquier sin la menor restricción. ¡Oh, mis Bien-Amados, si quisierais emplear correctamente las palabras YO SOY en vuestra conversación diaria y tomar el hábito de repetir: “[…]¡Estoy tan profundamente agradecido!” ¡Es como si salierais al esplendor de un día soleado y olvidarais que alguna vez hubiera habido sombras! Es uno de los más fáciles medios para aumentar la Luz en vuestros propios cuerpos y, al intensificar la Luz en  vuestros cuerpos, ¡conoceréis la Gratitud, inevitablemente!

[…]

Si se hubiera anunciado que todos los problemas pendientes estaban solucionados y todos los conflictos allanados, ¿no provocaría esto un sentimiento de alivio y de Gratitud en todo el Planeta, inundándolo de una gigantesca onda de Luz? La Gratitud de todos los corazones por el restablecimiento de la Paz en la Tierra haría brotar de todas las corrientes de Vida una onda enorme de Luz y de Amor, que obraría como un poder ascensional sobre el conjunto de la humanidad y de la Tierra misma. La Gratitud es igualmente la Acción Magnética de la Vida, que atrae el Cielo hacia la Tierra, una Acción más Intensa del Fuego Sagrado y de la Luz del Universo.

Mis Bien-Amados: ¡es una Expansión al Infinito! ¡Nada puede reemplazar el Gozo de este sentimiento de Expansión y no lo conoceréis sino por la expresión del Amor y de la Gratitud! ¡No os liberaréis sino por el Amor y la Gratitud Cósmicos!

Kwan Yin, “La que oye el llanto del mundo”

Su nombre significa: “Quién contempla el (suplicante) sonido del mundo”. Otra fórmula un poco más larga del nombre es Kwan Shih Yin, y así quiere decir: “Aquella quien quiere, observa y oye el sonido del mundo”. Recibe también los nombres de Quan Yin Guanyin o Koon Yum (en chino), Quan’Am o Quan-Te Am Botat (en vietnamita), Kuan-Te Am Bosa, Kwanseum Bosal o Kwan Um (en coreano), Kannon o Shokakanzeon Bosatsu (en japonés) y Kanin (en balinés).

El atributo particular de Kwan Yin es su misericordia. Se cree que rescatará a cualquiera que acuda a ella en momentos de crisis. Además, se le atribuye el amparo ante los peligros producidos por el agua, los demonios, el fuego o las armas. Comprende la naturaleza del temor y la angustia y responde a ellos con compasión.

En Vietnam, Kwan Yin es invocada como protectora en tiempo de desastres naturales, y patrona de aquellos cuyas vidas dependen de los elementos, por lo cual a menudo se la encuentra en los altares de granjeros y pescadores.

Como Diosa Madre protege a las mujeres siendo propicia tanto a las que optan por una vida religiosa retirada como a aquellas que desean matrimonio y descendencia.

La posición de Kwan Yin es única en las Jerarquías Celestiales, está libre de orgullo o deseo de venganza, poco dispuesta a castigar aún a aquellos que lo tienen bien merecido. Aquellos que pueden sufrir horribles destinos kármicos en otros sistemas, pueden obtener renovación y purificación simplemente por implorar su gracia con total y absoluta sinceridad. Se dice que incluso aquel que está arrodillado ante la espada del verdugo, puede implorando con llanto sentido a la Diosa, hacer que ella destroce la espada en pedazos.

Kwan Yin, es la manifestación de lo femenino, la Madre Cósmica, similar a otras figuras de culturas y religiones de profunda raigambre histórica como María en el Cristianismo, a quién se puede considerar una emanación de Kwan Yin; Isis en en Egipto antiguo; Tara en el Budhismo Tibetano; Shakti, Parvati, Sita o Radha en el Hinduismo, etc. Algunos estudiosos creen que las representaciones de Kwan Yin, están influidas por el contacto con los primeros misioneros cristianos, de ahí la similitud que a veces se aprecia entre la iconografía de la Diosa y la de la Virgen María, llegando a utilizarse imágenes de Kwan Yin para adorar a la madre de Jesús entre los cristianos chinos, ya que Kwan Yin representada como “La honorable del ropaje blanco”, parece una virgen cristiana. También la Tara tibetana es llamada “Pandaravasini”: vestida de blanco. No nos debería extrañar que tanto orientales como occidentales, manifestasen de manera similar los principios de misericordia, amor incondicional y santidad.

REPRESENTACIÓN DE KWAN YIN

Kwan Yin nació con un rosario de cristal blanco en su mano derecha y un loto en su izquierda.

En muchas imágenes, se la representa llevando las perlas de la iluminación, la Cintamani: la joya que colma todos los deseos. También aparece a menudo portando una corriente de agua sanadora (el “Agua de la Vida”) que derrama de un pequeño envase. Con esa agua, los devotos y todas las cosas vivientes, son bendecidas con paz física y espiritual.

Cuando se la representa llevando una gavilla de arroz maduro o una taza con granos de arroz, es como símbolo de su capacidad de generar fertilidad y sustento.

Las representaciones de Kwan Yin, a menudo van vinculadas a las del Dragón: poderoso símbolo de espiritualidad, sabiduría, fuerza y poderes divinos de transformación. Las imágenes portando un loto blanco en su mano izquierda hacen referencia a su pureza.

Hay sin embargo unos símbolos que se le asocian característicamente:

  • Una rama de sauce, con el que ella rocía el néctar de la vida divina.
  • Una preciosa vasija simbolizando el néctar de la compasión y la sabiduría que son distintivos de los bodhisattvas.
  • Un libro o pergamino de oraciones en su mano, representando el dharma (enseñanza) de Budha.
  •  Un rosario adornando su cuello con el cual ella invoca a los Buddhas para su socorro.También hay representaciones de Kwan Yin curiosas como la de 1.000 brazos y mil ojos o la de once cabezas. En sus manos porta diferentes símbolos o simplemente realiza mudras, cada uno de los cuales simboliza un medio de salvación.

MANTRA: Om mani padme um

DESDE LA METAFÍSICA

En metafísica, Kwan Yin es la maestra ascendida del Rayo Violeta, el Rayo del perdón y la transmutación. El Rayo que rige la actual Era de Acuario. Cualquier despertar espiritual pasa por empezar a trabajar con su energía, como preparación para el camino emprendido, al permitir desprendernos de gran parte de las cargas que actúan como lastre en nuestras vidas.

Aquí tienes algunas de sus oraciones:

DECRETO DEL AMOR COMPASIVO:  Madre Kuan Yin, Invoco tu corazón de loto, dame la Compasión y el Perdón en esta hora, redime mis faltas, suaviza mi sendero y envía a tus Ángeles de puro Amor Violeta para que no sienta que me cubre la tristeza y el desaliento. Transforma ahora toda sombra en Luz y dame el perfume de Tu esencia para purificar mi corazón redimido ya en la radiación de tu amor.  ¡Yo Soy la Compasión infinita de tu propio corazón!  Amen.

ORACIÓN PARA LA AFLICCIÓN: Madre Kuan Yin, en esta hora de dolor, invoco tu corazón de loto y te pido me bañes con tu esencia luminosa, calma mi aflicción, dame la luz del perdón, armoniza mis pensamientos y lléname con tu puro Amor divino. Gracias te doy, Madre poderosa, por que yo se que Tú me has escuchado. (Pensar en el motivo de la aflicción) Amen.

AL DESPERTAR: En este nuevo día. te pido Madre Kwan Yin, me bendigas con tu luz, me des Misericordia y Perdón, enciendas en mi la Tolerancia y la Compasión. Permíteme sentir el amparo desde tu corazón y ayúdame a sostener la armonía de Dios en todo acto que realice hoy. Gracias te doy, divina  Madre Kwan Yin.

 

Posts relacionados:

OM MANI PADME HUM

RAYO VIOLETA

¿Quiénes son los Ángeles?

Los ángeles son “criaturas”, seres creados igual que lo fuimos nosotros en su momento. Constituyen una de las naturalezas espirituales que habitan el Universo. Como tales, los seres angélicos carecen de una evolución metamórfica física, en tanto en cuanto carecen de materia, a diferencia de nosotros, los seres humanos, por ejemplo, o de las especies animales, que hemos ido evolucionando a lo largo de millones de años hasta llegar a ser como somos ahora. Su evolución es netamente espiritual, vibracional y se establece en función de los cometidos que les son encargados, de la dedicación, los logros, del amor que ponen en sus tareas, en la manera y disposición con la que asumen responsabilidades cada vez mayores…

Los ángeles surgieron con la misión de dar forma y apoyo a la Creación desde su Principio. Ellos, más que nadie, colaboran en la constitución y gestión de un Universo ideado por el Creador, tal y como debía ser, encarándolo hacia cómo debería llegar a ser, en connivencia, en este segundo punto, con los demás seres que participan de la evolución o involución constante del mismo.

Su existencia se conoce desde antiguo. Hasta la llegada de los profetas y, especialmente, del Maestro Jesús, parecía que fueron los únicos contactos directos con los designios del Altísimo. Baste leer la Biblia para encontrar a ángeles del Señor portando la Bienaventuranza a María, haciéndose saber a Abraham que la petición de inmolar a su propio hijo no era más que una prueba de fe. En el texto sagrado dictan leyes (Gálatas 3:19, Hechos 7:53, Hebreos.2:2), imparten justicia (Hechos 12:20–23), realizan revelaciones (Apocalipsis 1:1)…

Los mensajeros. Así es como los conocieron los babilonios, que se referían a ellos como seres sobrenaturales que protegían nuestros pasos. Así es como los designaron los hebreros, mal’ak (mensajero), quienes hablaban de la existencia de una ingente legión de “ayudantes” de Dios. Por supuesto el Islam y el Cristianismo comparten la visión del intermediario divino. Y así es como los designamos nosotros. La palabra “ángel”, proviene de la voz latina angelos que a su vez deriva del griego angeloi (angeloi) cuyo significado, una vez más, resulta ser “mensajero”. A su vez, la palabra “arcángel”, se origina a partir del añadido del prefijo griego ark (ark-), utilizado para designar un estado superior, “por encima de…”, como las palabras españolas archiduque, archimillonario…

“Arcángel” no es más que el título que adquirieron determinados ángeles meritorios de velar con autonomía los entresijos de la Creación, comandando incluso pequeñas legiones de ángeles. De sobra es conocida la historia del ángel que, en mitad del tumulto provocado por la rebelión de otros compañeros, al grito de “¡Quién como Dios!” tomó el mando de los leales y expulsó a los rebeldes del Cielo. Su nombre es Miguel. O, menos conocida, la historia de un joven ángel que optó por vivir en la superficie de la Tierra mientras se preparaba la llegada del Hombre, dedicándose a gobernar la Naturaleza para fertilizar la tierra y crear vergeles que hicieran las delicias del ser humano, en todos los lugares del globo terráqueo. Dios lo premió concediéndole el grado de arcángel así como la regencia del Planeta; símbolo de tan alta jerarquía fue el sol que desde entonces porta sobre su cabeza. Ese joven ángel fue Uriel.

Únicamente hay una excepción: el arcángel Metatrón. Una excepción que comprende tanto a la naturaleza angélica como al grado de arcángel. Es el único arcángel de naturaleza humana, cuyo espíritu fue directamente elevado a tal categoría. Fue el reconocimiento que Dios hizo al profeta Elías, al morir su cuerpo físico.

Hebreos, cristianos, judíos, protestantes, musulmanes… Todos recogen la existencia de dichos cargos celestes. En todas estas religiones se les conoce y reconoce la importante labor de cada uno de ellos. Se desconoce cuál es el número total de ángeles que ostentan semejante cargo. Cada religión tiene su propio listado. Cristianos y Ortodoxos cuentan con los únicos tres arcángeles mencionados en la Biblia: Miguel, Gabriel y Rafael. La tradición hebrea reconoce a ocho, entre los nombrados en el Antiguo Testamento, la literatura rabínica y textos apócrifos: Miguel, Gabriel, Rafael, Baraciel, Camael, Jegudiel, Selafiel y Uriel. El Islam, por su parte, reconoce a diez: Mikhail (Miguel), Azrael, Israfil (Rafael), Yibril (Gabriel), Mungar, Naqir, Raaqib, Atid, Maalik, y Ridhwan.

OTROS POST DE INTERÉS.

El Ángel de la Guarda

Video-Taller: Los 7 Arcángeles

Guía breve de los 7 Arcángeles

Ayudas celestes