Anatomía del canal de Luz

La palabra “canal” es de las más utilizadas en el mundo del desarrollo espiritual. Decimos que somos “canales”, que “canalizamos” información, que nos convertimos en un canal de energía al trabajar desde Reiki, por ejemplo. Fue el conocido psíquico Edgar Cayce el primero en referirse al hombre como “canal” de transmisión psíquica o espiritual. ¿Pero hablamos en todo momento de una metáfora? En absoluto. Aquí os dejo cuatro notas respecto de uno de los puntos tan importante como poco tratado, a nivel de divulgación informativa, de la anatomía energética: el canal de Luz.

El canal de Luz existe. Se trata de una conexión etérica con forma tubular (de ahí que también se le conociera como “tubo de Luz”) a través de la cual se mantiene vinculada nuestra existencia celeste y planetaria, permitiéndonos tanto coexistir como evolucionar en el presente plano terreno.

Aunque la descripción no es del todo exacta, así es como la detalla el Manual de Ejercicios Pleyadianos [cap. XIII]:

 “Es una zona tubular de un diámetro de cinco a seis centímetros que se extiende desde el extremo superior del aura cruzando a través de la corona, descendiendo y rodeando la columna, bajando entre las piernas al extremo inferior del aura. También continúa por encima del aura a través del centro de todos los aspectos de tu Yo Superior de la quinta a la novena dimensiones.

Es lo que te une con todos los aspectos que contiene tu holograma personal. A través de este enlace pasa la luz de dimensiones superiores que desciende por el «tubo de luz» de tu cuerpo y aura y es la clave para atraer la conciencia superior al cuerpo de forma permanente”.

A partir de la información que me ha sido dada podemos dividir en tres partes el canal de luz:

Parte central: Sería lo que todos conocemos como el propio canal de Luz. Es la conexión tubular a la que se hace referencia en el Manual pero no pasa por la columna vertebral, sino que cruza en vertical desde el chacra 12 hasta el chacra de Gaia (situado a unos 50 cm por debajo de nuestros pies y que nos ancla a Tierra). En esta parte, es “rígido” pero flexible y recto.

La conexión superior: Desde el chacra número 12, deja de tener “forma”. Constituye el vínculo que nos une a nuestra identidad de Luz, desde la que coexistimos temporalmente, y a ésta con la mónada o Esencia Fundamental. Sería el “cordón umbilical” (utilizo el sentido figurado) que nos une a la Fuente. Esta conexión se establece exactamente en el mismo momento de la concepción humana. El resto se va formando a medida que el cuerpo físico (y por consiguiente, el resto de la anatomía etérica) va desarrollándose.

La conexión terrestre: Desde el chacra de Gaia, sin ningún tipo de forma determinada, constituye el vínculo y anclaje que necesitamos para la subsistencia en el planeta. Alimenta el físico animal en el cual nos encarnamos. Durante la gestación, mientras no se desarrolla esta conexión, la energía terrestre es proporcionada por la madre.

Estas son las principales características del canal de Luz. Algunas ya han quedado vislumbradas en las líneas anteriores.

  • Permite nuestra coexistencia terrena:
    • Vincula la identidad de Luz (Yo Superior), vinculada a su vez a la Mónada o Fuente, con la identidad terrena (Yo Humano).
    • Ancla la identidad terrena al planeta, permitiendo la existencia vital tercerdimensional. 
  • Vehicula las energías necesarias para la vida planetaria.
    • Vehicula la energía celeste.
    • Vehicula la energía terrestre.
  • Vehicula información.
    • Desde la conexión superior, la identidad terrena recibe información de su identidad de Luz, de los Guías o del resto de hermanos de la Hermandad Blanca a fin de ayudar en el proceso evolutivo. También energía.
    • Del mismo modo, permanecemos en conexión con los recursos que necesitamos para llevar a cabo nuestra misión de vida y que son propios de nuestro Yo Superior.
    • Nos conecta, si los trabajamos, con nuestra conciencia superior.

Para completar esta nota acerca del canal de Luz, cabe señalar que, al igual que el resto de anatomía etérica, se puede ver afectado por problemas

  • El canal se puede “ensuciar” energéticamente. A nivel interno, provocará que los efectos de la dualidad queden más exacerbados, que nos sintamos “desconectados” y, en los casos más graves, que no podamos recibir la orientación de nuestra mente superior, guías…etc…
  • El canal puede constituirse defectuosamente. Esto ocurre durante el proceso en que se establece la conexión en la formación del feto, debido a la diferencia vibracional de los planos superiores y el nuestro. Suele romperse a la altura del 10 chacra, en general. Por desgracia es irreparable. Provoca esquizofrenias, bipolaridades…
  • El canal puede romperse. La conexión superior del canal es lo que se ha denominado tradicionalmente como “cordón de plata”. La conexión desde el chacra de gaia, “cordón de oro”. Si la conexión terrestre se pierde o interrumpe, el cuerpo físico se queda en coma. Si la conexión celeste se corta, es cuando morimos. Estos casos dependen muy mucho de si el cometido vital ha llegado a su fin o, en el caso del coma, de si la persona, a nivel de Alma, decide quedarse o seguir. A veces también se produce cuando el tiempo es cumplido y la persona se resiste a marchar.
  • El canal puede ser interferido. Esto es especialmente importante a ciertos niveles de compromiso evolutivo. Una entidad puede interferir en nuestro canal con la voluntad de confundir. Cuando esto se produce, la información que recibimos resulta manipulada desde los intereses oscuros. No hace falta hacer hincapié en la gravedad del asunto y de lo que supone la recepción de estos mensajes de error, tanto para la labor del propio canal como para aquellos a los que pueda llegar su mensaje.

Pero lo más importante, el canal se debe trabajar. Al igual que ocurre con los distintos cuerpos de Luz, los cuerpo inmateriales del hombre que componen lo que vulgarmente conocemos como aura, el canal de Luz también debe “mantenerse”. A través de la práctica de desarrollo espiritual (Reiki, meditación…), a partir de nuestro propio desarrollo, y especialmente ahora que eres consciente de él, el canal se ve fortalecido y reforzado, asegurando una buena conexión entre nosotros y ese Nosotros etérico, de Luz, que en realidad somos.

Espero que esta información os resulte de utilidad.

Gabriel Padilla

Anuncios

4 comentarios

  1. Hola.

    Amigo muy agradecida con la información que me enviaste o nos enviaste realmente ese tema me apasiona ya que yo desde muy niña tengo sin saber controlar muchos episodios espirituales y hoy por hoy siento que me llaman aún más.

    Bien sin más a que referirme de verdad muy gratamente agradecida de ti

    Tu amiga Conzuelo ??

    ________________________________

    Me gusta

  2. Hola gabriel. Empecé a leerte hoy. De repente, tras lo que podríamos llamar una frustraciones constantes en mi vida, terminé dándome cuenta casi que a regaña dientas que soy más que un cuerpo, más que un yo que estaba dormido y creía que era su mente. Es decir, estoy tomando consciencia de mi ser. Por una lectura de registros akshicos se me informa que debo trabajar mi canal de luz y mira donde estoy. Te pregunto, tienes más post sobre el tema, podrías darme recomendaciones. Gracias. abrazo.

    Me gusta

    1. Hola Diego. No tengo más post acerca del tema. De hecho no hay mucha información, más allá de la que vamos generando quienes nos dedicamos a la sanación espiritual. Por eso decidí reunir lo esencial para divulgarlo. El tema del canal es muy delicado. Sería cuestión de saber qué se te dijo exactamente. Pero a través de la meditación y de ejercicios de conexión y canalización, de ejercitar el uso de Reiki… ya se trabaja indirectamente. Lo que sí te digo es que cuando en una lectura o canalización se te recomiende algo así, preguntéis de qué manera tenéis que trabajarlo. Y se os dará la respuesta. No salgáis con dudas.
      Espero haberte podido ayudar.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s