Fanatismos en 2016

Orlando, París, Bruselas… Son muchos los atentados y las imposiciones de raíces fanáticas los que estamos viviendo. Pero por desgracia no serán los únicos, seguramente, aunque, también segura y afortunadamente también habrá otros que serán abortados antes de que se produzcan. No quiero con ello ser agorero. Simplemente es la consecuencia de la falta de integración de las líneas de aprendizaje que las energías que determinan las dinámicas anuales van marcando.

Como todos sabemos, lo he explicado en videos y algún artículo, también se refleja en el libro La Llamada del Guerrero (2012-2020), nuestros procesos evolutivos vienen determinados por tres líneas, a tenor de las tres dinámicas interrelacionadas en las que se enmarcan. Lo resumo rápidamente. En todo el orden del Universo, cada uno de nosotros tiene un proceso evolutivo personal, a través del cual perfeccionarse, elevar su vibración… etc. Toda evolución individualizada, además apoya y genera una evolución colectiva. Si nos fijamos en nuestro plano terreno, diríamos que todas las evoluciones individualizadas conforman una red de evolución grupal que hace avanzar al colectivo terreno: al humano, pero también al mineral, vegetal y animal. Y todo ello, a su vez, en coordinación al proceso Universal en el que se enmarca. No me extiendo más.

En la Tierra, la dirección del cometido colectivo viene determinada por lo que se conoce como espíritu envolvente. Al igual que ocurre con las distintas Eras, cada uno de los años viene  singularizado por (el espíritu envolvente) la energía de un Rayo Universal. La del presente 2016, tal y como expuse en la conferencia que os vuelvo a dejar al final del presente post, es la del Rayo Rojo o también conocido como Oro-Rubí.

 Como expongo en ella, la vibración Oro-Rubí es el Rayo del Amor a Dios, el Rayo de los Místicos. La dirección de este año es reestablecer una mejor comunicación con nuestra vida interior, con nuestros valores y nuestras creencias. Pero también con nuestra verdadera identidad. Con quiénes somos más allá de nuestro yo perceptivo humano. Para, desde la más pura integración de la espiritualidad y lo físico, desde la más exquisita armonización de los dos yoes que en realidad somos (el Superior y el avatar terreno en el que encarnamos y desde donde trabajamos anclados en el presente plano) poder exportar hacia el exterior, a nuestras vidas, a nuestro entorno, al sistema humano al cual pertenecemos lo mejor de nosotros mismos. Un año, tal y como cuento en el video, perfecto para volcarnos en el alineamiento con nuestra misión de vida y el Plan General

Ahora bien, esto sólo se puede dar si las personas “han hecho los deberes”. Si realizaron el aprendizaje marcado por el rayo Verde, regente del pasado 2015 (ver post): la sanación de nuestro campo mental inferior, la limpieza de nuestras mentes, de nuestras emociones, de nuestra supuesta racionalidad… de los tintes del ego, la necesidad, la creencia… De las sombras que los pudieran estar distorsionando. Ese era el gran aprendizaje que nos marcaba el pasado año.

 En tanto en cuanto no se haya hecho, obtenemos justo lo que está ocurriendo en estos momentos. El favorecimiento de la conexión con nuestro interior, con valores y creencias que no han pasado por el tamiz de la verdad, ni han sido sanadas, como proponía el Rayo anterior hace que haya personas que su interior lo transformen en verdad absoluta y que pretendan, tal cual creen, imponerla en el resto de la sociedad. El mundo no sólo lo ven bajo su prima sino que intentan hacerlo valer a toda costa. Si además, le añadimos la conexión con la espiritualidad (a saber de qué calibre) obtenemos un grupo de fanáticos que, avalados por la más alta creencia, no dudan en llegar hasta los límites que conocemos. Pero no nos quedemos simplemente ahí. El abanico es mucho más amplio. Por lo que debemos cuidarnos de lo más anti acuariano que puede darse este año, para todos aquellos que no hicieron los “deberes”: la vuelta de gurús o iluminados que predican, dictaminan e imponen cómo debe regirse la vida de la gente, qué deben hacer y cómo, normalmente bajo el camino único que ellos, palabra de Dios/ de los Maestros/ de su Ser Superior… o de quien sea.

 ¿Debemos asustarnos? Radicalmente no. Ya sabemos que los movimientos de la Oscuridad y las sombras siempre son escandalosos. Pero la gran masa es la que tiene el verdadero poder del cambio que entre todos estamos conformando. Mantengámonos unidos en Amor, Sabiduría y Justicia. No en vano este 2016 ha entrado en la Tierra una fortísima oleada de energía Crística que se quedará durante los próximos 5 años para proteger, alentar y hacer avanzar el progreso de cuanto estamos viviendo. (¿O no has notado que ahora todo es mucho más rápido?).

 Os vuelvo a dejar el video para que lo veáis y hagáis si os e el ejercicio de conexión con dicha energía, la más pura del Universo.

Todo mi sentir para todas las víctimas y familiares. 

Luz. Luz. Luz.

Gabriel Padilla

pray for orlando

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s